martes, diciembre 15, 2009

Veredicto


El áspero susurro de lo inocuo

avasalla caléndulas de ira.

Caótica corriente de miserias

sublevada por tus óleos.



Andariega y mancillada voz,

polvo desmembrando caminos

en clandestinas horquillas

de rasgos ausentes.



Pluma enmohecida del desdén,

condena la pupila arcana,

hinca tu calendario en mí.

Hoy parto la paleta de su risa

y vomito el veredicto de un jamás.



Chiqui Abreu
© Todos los Derechos Reservados

6 comentarios:

La abuela frescotona dijo...

la ira del desamor,el dolor de la renuncia....la soledad llama a nuestra puerta. triste. abrazos de Navidad para ti amiga.

Chiqui Abreu dijo...

Si Abuela, triste, una vida de sombras. Siempre es bueno decir "basta" cuando el alma lo necesita.
Gracias por tus palabras!
Besos,
Chiqui.-

Suso dijo...

Enorme el sentimiento que encierra este poema, sale a raudales la rabia o la trsiteza que amontonamos a veces dentro de nosotros. Besos.

Chiqui Abreu dijo...

Tal vez un poco de ambas, querido Suso.
Gracias por tu mirada constante!!
Besos y abrazos,
Chiqui.-

Xiomara Beatriz dijo...

La pluma emohecida se empapa a veces de desdén pero muchas mas de amor ….nada esta quieto siempre estamos azotados en cambios constante …. a veces caminamos sobre cornisas si cerramos los ojos perecemos al caer al abismo…pero sabes muchas veces es un sendero que debemos recorrer para lograr encontrar nuestra propia ataraxia…pero lo que si no debemos hacer debido a la desesperanza es intentar vivir dentro de una atalaya presa de una serena emboscada para evitar sufrir …airear nuestros sentimientos es el unico sendero para comprendernos y seguir hacia la propia ataraxia…hagamos entonces siempre el vuelo sin necesidad de alas… solo en la fe y el amor que nos contiene ..magica cura para los corazones heridos …te quiero amiga …besos

Chiqui Abreu dijo...

Totalmente de acuerdo contigo, querida amiga, siempre hay que sacar a respirar las ganas de vivir, luchar por ser y consguirlo!!
Gracias por tu hermoso mensaje, me encanta!!
Besos y abrazos, te quiero mucho!
Chiqui.-