jueves, diciembre 03, 2009

El suplicio del gorrión


Bailando en alas de girasoles,

retando al tiempo con agujas doradas,

saltando esferas de voces sin aliento,

cantaba aquel gorrión hipnotizado.



Grítame tu amor, de cara al viento,

rocíame con nieves eclipsadas,

fabrícame una vida sin tropiezos,

por ti seré un halcón en desbandada…



El adiós se perpetuó

en sus jirones de piel

sazonados de amargor,

buscaba el sueño ofuscado

en retahílas de espejismos,

cayó al suelo –adolorido-

y acartonando un suspiro,

siguió tatuando tristezas

al compás de su canción...



Grítame tu amor, de cara al viento,

rocíame con nieves eclipsadas,

fabrícame una vida sin tropiezos,

por ti seré un halcón en desbandada…



Chiqui Abreu
Copyright © 2.009
Derechos Reservados

6 comentarios:

Antonio Javier Fuentes Soria dijo...

"... fabrícame una vida sin tropiezos". Que lujo de frase, ¿no?. Mis tropiezos quiero que sean en piedras parecidas a tus versos. ¿Que carajos le das a las musas? ¡se quedaron a vivir a tu lado!

Chiqui Abreu dijo...

Wow, me haces alzar vuelo con cada visita, eres una maravilla!!
A las musas las tuve que sobornar para que vinieran a visitarme un ratico, aceptaron de mala gana, porque dicen que en ti tienen su hogar.
Gracias, Coloso, por ser y estar!!
Besos,
Chiqui.-

La abuela frescotona dijo...

después de semejante poema me siento como el gorrión enamorado, "quiero ser halcon"

Chiqui Abreu dijo...

Siempre es bueno sentirse así, Abuela, no eres un halcón, sino un águila real!!!
Besos y mil gracias,
Chiqui.-

Daniel dijo...

¡Qué belleza de poesía! Quiero lo mismo que ese gorrión, o al menos parecerme un poquito.

Dulces versos, gran poesía.
Besos (idem)

Chiqui Abreu dijo...

Todos podemos desplegar las alas, Dann, eres un halcón maravilloso!!
Te quiero!
Chiqui.-