jueves, diciembre 17, 2009

Restaurando el placer



Eclipsaré los cielos del ayer

para vestir de luna tus esquinas,

pernoctaré en la cúpula del viento

con tu columna presa entre mis vigas,

diseñaré en el plano de tu piel

la galería a mi mar, balcón de tus caricias.



Recorrerás el atrio de mis tiempos,

mosaicos en mis venas,

adobe en mis pupilas,


el valle del ingenio

-coronado con mi almíbar-

desnuda su grandeza

y te da la bienvenida.




Chiqui Abreu
© Todos los Derechos Reservados

10 comentarios:

Suso dijo...

preciosa bienvenida...
Besos.

Xiomara Beatriz dijo...

Todo está escrito dicen el destino en antiguas leyendas…..Todo vive y es en cada lugar … tiempo… todo es cambiante como las olas…buscando en silencio la esencia que llene el jarrón vacio …que el día nunca se parezca al de ayer sino al de mañana…. Así…volvemos a relucir…como el ave fénix…me encanta leerte asi llena de amor y vitalidad ...besos

Chiqui Abreu dijo...

Muchas gracias, querido Suso!!
Sabes que me encanta tenerte por acá!
Besos,
Chiqui.-

Chiqui Abreu dijo...

Gracias, querida Xiomara, eres una hermosa luz, tus palabras siempre son aliento de vida.
Es un placer tenerte cerca, en este espiral de sueños que brillan cada día con más fuerza!!
Besos y abrazos,
Chiqui.-

reltih dijo...

hermos final, con una bienvenida así...
hola amiga ¿cómo va todo?
un beso

Alejandro dijo...

Hummmm, sabes que ese poema me encantó... me encanta y me encantará siempre...jajajajajja. Siempre me lleva a las nubes cada vez que lo leo. Un besazo, mimi-drive.

Chiqui Abreu dijo...

Muchas gracias, Hit, es un placer tenerte por acá!!
Todos bien y tú?
Besotes,
Chiqui.-

Chiqui Abreu dijo...

Ale, gracias por tu apoyo a este poema!!
Besos y abrazos, arquitecto!
Chiqui.-

Antonio Javier Fuentes Soria dijo...

Eres genial, jodidamente genial. Entro a deshoras y de puntillas, sin musas, sin nada. Ahora se por donde andan. Besos.

Chiqui Abreu dijo...

Qué sorpresa tan agradable, Coloso!!
Gracias por esas palabras que siempre me dibujan una sonrisa, por ese empujón tan maravilloso que me invita a seguir intentándolo.
Las musas están en tus bolsillos repletos de versos mágicos.
Besos,
Chiqui.-