viernes, enero 29, 2010

Guerra ajena


Lluvia de dolor
en caminos repetidos,
gritos ahogados
por balaceras de miedos,
carrera por la vida.

La apatía gris
del carrusel de muertes
clava resentimientos
en los ojos vacíos.

Imperios malignos
pintan noches eternas
con olor a sangre.

En la hoguera de fantasías
el odio viste camuflaje;
ignora el inocente
los silbatos aterradores,
gemidos sin aliento,
sollozos encarcelados,
y las botas extranjeras
siguen pisando la vida...



Chiqui Abreu
© Todos los Derechos Reservados

(Este poema fue inspirado en la maravillosa película "Voces Inocentes", del singular director mexicano Luis Mandoki, en la que pone de manifiesto los horrores de la Guerra Civil de El Salvador, sufridos por Óscar Torres (Guionista), quien se vió atrapado bajo el fuego cruzado de la brutal guerra, y nos cuenta la dramática historia de su supervivencia durante el conflicto.
Si no has visto la peli, te la recomiendo, pero lleva muchos pañuelos, pues resulta realmente desgarradora).

6 comentarios:

Suso dijo...

Gracias por la recomendación, ya se que me va a gustar antes de verla..
Me dejo acurrucar en tu poema de hoy, por las tricheras, la muerte y las injusticias, bueno, ya lo sabes que me conoces y sabes que alguna q otra vez yo también desemplovo este tema del pasado.
Besos Chiqui, como siempre formidable.

Sombragris dijo...

Un motivo más para verla ...tu poema...desgarrador,sublime,como la gota cayndo en la catarata ..si eres capaz de sentuirla y yo creo que si...gracias por tu presencia...besos

reltih dijo...

fue tanto el sentimiento que te inspiró, y como te inspiró!... tendré que verla.
besos

Daniel dijo...

Todas son guerras ajenas para los inocentes, en cualquier lugar del mundo hay corriendo vidas entre balas tratando de salvarse de ellas. Los que lo logran, de igual manera mueren un poco.
Excelente reflejo de realidad mi querida Chiqui.

Un beso grande y te quiero mucho.
Dann

Xiomara Beatriz dijo...

La historia se repite es que no aprendemos…el odio ya no viste camuflaje se desborda en la calles de nuestro hermoso país…las botas de la delincuencia sigue aplastando vida…los gemidos de ayuda llegan a oídos sordos…mientras gritos de dolor se escuchan por doquier…y sumidos en impotencia….aletargados nos acostumbramos al sonido del fusil…Chiqui hermosa…duele…duele estos hermosos versos …te quiero amiga mia..besos

Chiqui Abreu dijo...

Suso: Gracias por estar siempre a mi lado, especialmente en este poema que me sigue arrancando lágrimas del alma, porque es imposible no morir un poco en los ojos de tantos que se ven afectados por conflictos similares, sé que disfrutarás la peli, luego me cuentas!

Alfonso: Muchas gracias por tan sublime comparación, así es, un dolor que nos va tallando el alma, pero que nos siembra fuerzas para seguir luchando por la vida y la paz. No te pierdas la peli, te gustará!

Hit: Gracias por tu dulce paso, esa película me pegó en lo más profundo, porque está protagonizada por un niño, y creo que en su mirada se refleja el dolor del mundo entero, no paré de llorar mientras la veía, y cada vez que vuelvo a verla, duele más.

Dann: Tienes mucha razón, es imposible quedarse como si nada al sentir ese dolor que nos marca a todos, porque las guerras apagan las ilusiones de mucha gente que nada tiene que ver con ellas, y sólo traen desolación. Gracias por estar siempre.

Xiomara: Ay mi linda, cómo me gustaría decirte que las cosas en nuestra tierra no son así, pero sé que sientes ese dolor de cada fin de semana en saldo rojo por la delicuencia, esa sangre que nos ahoga, como a tantos otros países, espero que despertemos a la vida y podamos salir a respirar seguridad y paz.

Muchas gracias a todos, son un pilar fundamental en mi día a día, los quiero con todas mis fuerzas!
Besos y abrazos infinitos,
Chiqui.-