lunes, junio 27, 2011

Dulce intercambio



No revuelvas la pena
detrás de las pestañas,
no encapsules el sino
del amargo temor,
no me pidas un vuelo
a cielos cristalinos,
ni te acerques al filo
que corta mi razón.


No me quites el aire
que endulza mi veneno,
no sombrees la vida
ni el nombre que me dio,
no te atrevas a tanto
ni me hieras tan hondo,
si buscas un ocaso
te entrego lo que soy.

 
Chiqui Abreu
© Todos los Derechos Reservados

9 comentarios:

Diego Gálvez dijo...

Contundente, febril, apasionado y magistralmente hilvanado.. que mas se puede esperar de un poema .. Un placer leerte , feliz retorno!! Se te extrañaba por aquí!! Felicitaciones Chiqui!! Besos!

Chiqui Abreu dijo...

Diego, mil gracias por tan bellas palabras!
Estoy como el olejae, voy y vengo, espero regresar del todo apenas tenga la oportunidad.
Un abrazo,
Chiqui.-

Moisés dijo...

Chiqui, profundo y directo.

Daniel dijo...

Seremos dos ocasos entonces...
Gracias mi bella por esta poesía; estaba ausente, tratando de salir de mi ocaso pero ya ves, sigo en él, pero tu luz hace la diferencia.

Un gran abrazo, te quiero amiga mía.

Adrián M.M. dijo...

Te dejo puntitos en boosterblog. Me ha gustado bastante. Te invito a un modesto concurso de poesía que organizo en mi blog: balance.boosterblog.es

Un saludo.

La abuela frescotona dijo...

no todos los ocasos anuncian el adiós, algunos nos traen el regalo de la noche llena de esperanzas..
saludos querida Chiqui

Natalia Ruth Espinosa dijo...

Hace mucho tiempo extrañaba lo mágico de tu poesía. El sentimiento aflora de las letras, se hace perenne en mis ojos y lentamente tus letras se vuelven mis emociones. Qué suerte la mía, no? Contarte entre mis queridos y semejante el talento que te contiene a ti misma.

Un abrazo a la distancia mi Chiqui.

Natu.-

anuar bolaños dijo...

TRANCE

Algunos días al inicio de la jornada,
en una esquina cualquiera,
me sorprende una brisa
que viene de todas partes y ninguna,
me transporta a coordenadas
en las que soy un soldado en la intemperie.
Una doncella me doblega
a una espera sempiterna.

Al regresar tengo en la mano
una rosa negra.

Chiqui Abreu dijo...

Moisés, Dann, Adrián, Abuela, Natu y Anuar: Mil gracias por sus bellas palabras, por estar en este pequeño rincón, por su apoyo y -especialmente- por el cariño!!
Abrazos a todos!
Chiqui.-