sábado, enero 08, 2011

Fatiga



El cielo abre sus fauces,
un puñado de pupilas
brotan del cajón vacío
de aquel cuento lejano
y se marchita el sol en el café
y se muere la risa cada tanto.


Pasan algunas palomas
con ese vuelo cansado,
se estremece de dolor
el nido que está en el árbol
y se duermen las sombras del honor
y se olvidan los viejos calendarios.

¿Cuántas copas ahogan el temblor
de quien vive en la cueva del engaño?



Chiqui Abreu
© Todos los Derechos Reservados

10 comentarios:

Miguel Vivas dijo...

Cómo se cierne esa atmósfera que creas sobre estas dilatadas pupilas... Se olvidan los viejos calendarios amiga. Besos y mordiscos.

RELTIH dijo...

ONDAS LETRAS... CALAN!!
BESOS

Sombragris dijo...

LA unica copa capaz de ahogar los temblores es aquella rebosante de valentía y honestidad...acaramelada con la profunda dulzura y cariño...esa que tu nos ofreces incluso en los momentos mas duros....SAbes que soy un enamorado de tus versos...Muchos besos Dulce Chiqui

La abuela frescotona dijo...

LA PREGUNTA ES, ¿POR QUE VIVIR EN LA CUEVA DEL ENGAÑO?
LOS VINOS DEL OLVIDO, Y DE LA LIBERTAD, NO LLEGAN A ESE LUGAR...
TE ABRAZO CHIQUI

Xiomara Beatriz dijo...

La cueva del engaño cuantas veces nos encontramos allí por miedo de salir de ella...un fantasma colado en un café con aroma a herida ...a viejos latidos ...arrollándolo todo...qué hermoso y melancólico poema...tengo a mi mama de visita desde vzla y me faltan horas para comentar como es debido ...te quiero chiqui hermosa cuídate ...besos

Diego Gálvez dijo...

Precioso Chiqui!! Como siempre!! Felicitaciones!!

Sombragris dijo...

SE te echa de menos...en mi blog tienes un premio...besos,Chiqui

Chiqui Abreu dijo...

Gracias a todos, amigos, valen oro!!!
Los extraño un cielo!
Besos y abrazos,
Chiqui.-

SKIZO dijo...

BeloBoasCriações:)

alduita dijo...

Muy bonito. Me encanta la foto.
Un saludo!